EMERGENTES DE LA PANDEMIA QUE VINIERON PARA QUEDARSE Y TRANSFORMAR EL SISTEMA SANITARIO ARGENTINO

  • Nicolás Kreplak

Resumen

A finales de 2019 surgió un nuevo coronavirus en Wuhan, China, y provocó una pandemia de dimensiones y consecuencias inimaginables hasta ese entonces. El inicio de la gestión del gobierno de la provincia de Buenos Aires que asumió en ese mismo momento no sólo se vio influenciado por la situación internacional sino también por las acciones del gobierno anterior, de corte neoliberal y que llevó a la quiebra a la provincia de Buenos Aires con un modelo de
gestión muy similar al de un gerenciamiento privado. En ese contexto, el nuevo gobierno asumió con la certeza de ampliar recursos, pero en función de un modelo que tomó como bandera el derecho a la salud, universal y gratuito, garantizando así la equidad en la asistencia y el cuidado de toda la población. Este modelo se caracterizó por su capacidad de articulación: subsectores públicos (municipales y provinciales) y privados, el Estado nacional, universidades y sociedades científicas. La integralidad en este sentido es la clave del nuevo modelo. La emergencia trajo la imperiosa necesidad de integrar diversos saberes interdisciplinarios. Por ello, pudo fortalecerse en tiempo récord el sistema sanitario, generar y ampliar redes y orientar las políticas sanitarias al abordaje comunitario. Si bien muchas de estas estrategias estaban contempladas por el nuevo gobierno desde un inicio, la pandemia, sin duda alguna, obligó a aplicarlas con celeridad. El gran desafío ahora implica cambiar el modelo de atención, un cambio cultural que la pandemia no ha permitido consolidar.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
2021-11-09