ANEMIA HEMOLÍTICA AUTOINMUNE POR CRIOAGLUTININAS EN UN PACIENTE CON TRASPLANTE HEPÁTICO: A PROPÓSITO DE UN CASO

  • Mayra Meza Navarro

Resumen

La anemia hemolítica autoinmune (AHAI) es una complicación infrecuente, pero importante después de un trasplante de órgano. Las AHAI pueden ser mediadas por anticuerpos calientes tipo inmunoglobulina G (IgG) o anticuerpos fríos tipo inmunoglobulina M (IgM), estos últimos con capacidad de activar al complemento. Las causas de AHAI son múltiples; dentro de ellas están las enfermedades autoinmunes, infecciones por virus como el de Epstein-Barr, la hepatitis C, el de inmunodeficiencia humana, tuberculosis, drogas como la penicilina, cefalosporinas y algunos inmunosupresores como tacrolimus. El tacrolimus es un inhibidor de la calcineurina comúnmente utilizado como inmunosupresor en pacientes con trasplante de hígado para prevenir el rechazo
del injerto. Hay informes de anemia hemolítica asociada a tacrolimus, que se presentan como síndrome urémico hemolítico (SUH); en estos pacientes se encuentran aquellos con anemia hemolítica microangiopática, trombocitopenia y falla renal. Sin embargo, hay algunos casos reportados de hemólisis autoinmune asociada a tacrolimus mediada por anticuerpos. Presentamos el caso clínico de un paciente con AHAI postrasplante hepático asociada al uso de tacrolimus, refractario al tratamiento con corticoides y plasmaféresis pero buena respuesta a la administración de rituximab.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
2022-05-25